Revista Arsenio Erico

Centro Paraguayo de New York

Cuando se tiene por lema “Hecha la ley, hecha la trampa”, no existe Estatuto en el mundo, que valga.

El Nuevo vicepresidente, sin pelos en la lengua y como si fuera un gran conocedor del tema...disparó con todo en contra del estatuto y por supuesto...contra todos aquellos que lo redactaron y corrigieron. Cuando que todos esos compatriotas habían hecho el sacrificio enorme de dar su tiempo de mas de tres meses y luego aguantar estoicamente sin desayunar ni comer durante cerca de 10 horas en el día de su aceptación.

A Dionisio Duré...no se le vio ni “Jhaguekué chipapé” hacia el lado del CPNY. Pero claro!! Ahora tiene el “Tupé” y sin miramientos algunos dispara en contra del Estatuto, para tapar un gran “Error” que se mando, al “Acomodar” la fecha y la posesión del CPNY, para quedar bien con otras personas.

Si fuera una desición propia...y estaba solo...esta bien!! Pero detrás...había toda una organización y una postura asumida de antemano, y que era la de inflexibilidad absoluta para con el ex presidente Luís Ferreira, por los tremendos disparates y las muestras de prepotencia que había demostrado en el local del CPNY, al negarse a entregar el cargo y diciendo que lo entregaría cuando a el le daba la gana.

Estamos a punto de creer que lo que dice Cesar Riquelme es cierto!! Que Duré en una nota pide a Ferreira que renuncie al CPNY ...y al ratito...lo adula en los micrófonos. ?????? A Duré le decimos...por experiencia de mas de 30 años en dirigencias políticas, futbolera y a nivel de todo tipo de liderazgos sociales...que no existe en el mundo un solo Estatuto que pueda ser perfecto, si los mismos dirigentes, ya sean Presidentes, Vices, miembros y / o colaboradores...se empecinan en violar las leyes, buscando la manera de burlar todo el sistema de leyes establecidas, ya sea para beneficio personal o grupal, de acuerdo a sus conveniencias.

En este caso...el CPNY regularmente tiene establecido por norma, costumbre y conducta...realizar sus reuniones en los días Jueves de todas las semanas. Es lógico entonces, que cuando el Estatuto dicta que los ganadores de una Asamblea General Ordinaria, deben de hacer posesión de su cargo, en la primera o segunda reunión de la comisión saliente del CPNY...se entienda...si uno no es estupido...que en esos días deberían de haber tomado posesión, Hugo Estigarribia y Dionisio Duré del CPNY. El Estatuto no tiene en cuenta en sus hojas ni en sus párrafos...disputas entre Colorados ni Liberales, ni odios personales entre Duré y Ferreira ni entre Estigarribia o Fleitas.

En el estatuto nunca podría haber estado escrito específicamente que una total e irracional realización y organización de una fiesta, donde hay abundante dinero de por medio, de parte de la comisión saliente...pueda ser la mecha para tantos enfrentamientos, puteadas, bajezas morales, enfrentamientos verbales, pésimos ejemplos dirigenciales y una caradurez única, petulante y descarada de parte de algunos, para disparar contra el Estatuto y por ende contra los que lo corrigieron, para tapar la propia debilidad dirigencial de uno, para hacer cumplir lo que manda las leyes y el estatuto.

El estatuto tampoco contempla que un dirigente sea débil y vaya a ceder, transar o ponerse bien en detrimento a toda una comisión, un programa establecido y por sobre todo...a una posición tomada antes de asistir a la reunión donde iba a estar en juego la entrega del CPNY como lo dicta los Estatutos. Ahí...ya no había nada que hablar ni arreglar!! El único culpable de que Luís Ferreira no haya entregado a tiempo el CPNY a los ganadores...es Dionisio Duré y Hugo Estigarribia, por que fueron débiles a la hora de hacer cumplir las leyes. La culpa no es del Estatuto.

El estatuto tampoco puede contemplar, que debido al odio, al dolor y a la diferencia de pensamiento político...que Luís Ferreira haya dicho que “Yo soy el papa del CPNY y voy a realizar la reunión que contempla el Estatuto, el 31 de Diciembre...o en Enero si es que se me da la gana”. Con estas actitudes...le preguntamos al señor Dionisio Duré...habrá en el mundo un Estatuto que pueda solucionar todos estos problemas.

Por nuestra experiencia...y le puedo asegurar a Dionisio Duré...por la de todas las experiencias de los demás dirigentes, ya sean deportivos, sociales o políticos de nuestra y la de las otras sociedades...que no!! Jamás!! Es imposible!! Cuando no se es honesto con uno mismo y se quiere tergiversar usando las leyes, como si fuera un vulgar garrote en contra de los demás...no hay nada que se pueda hacer.

Defendemos el trabajo hecho por nosotros y por algunos compatriotas, por que se puso alma corazón y vida. No decimos ni aseguramos nunca a nadie, que el Estatuto sea perfecto y que ya no tenga nada para ser corregido o agregado en sus paginas.

No existe la perfección en el mundo. Que alivio!! De otra forma que hubiera sido de la vida...sin vaivenes, sin altibajos, sin errores para ser corregidos, sin puntos ni contrapuntos, ni con alteraciones sobre la aburrida uniformidad, sin nada más para decir ni agregar...inmersos en una brutal monotonía...diáfana y etérea.

Claro que no existe lo perfecto!! Su búsqueda es la que nos hace vibrar y hacernos sentir vivo entre tantos muertos. Lo malo es escudarnos en los errores ajenos sin reconocer los nuestros y utilizar para ese acto desleal...la justificación insensata para cubrir de los propios errores cometidos.

Es bueno ser consecuente y tener postura con uno mismo y con la gente a la que uno se debe y mucho más...si se llega al objetivo mediante el apoyo generalizado de gentes que confiaron en nosotros para desempeñar tal o cual papel para los que fuimos elegidos. Ciertos comentarios insensibles lastiman y echan por tierra el sacrificio que uno entrega en pos de la comunidad.

Aprendamos a respetar para ser respetados.

©2008 Revista Arsenio Erico