Revista Arsenio Erico

Asociacion Paraguaya de Futbol de New York

Cotizacion


Cotizacion cortesia de coinmill.com

Provided by
Forecast411.com

 

 

 ¿ D E R E C H O S H U M A N O S?

 

Me une una relación amistosa de varios años, con el Prof. Luis Alfonso Resck. Aun más, es una amistad nacida en el seno de nuestras familias, pues nuestros respectivos padres eran ya amigos.

 

En uno de los muchos encuentros me confidencia un episodio que considero monstruoso: lo jubilan de su querida cátedra en forma automática, forzosa y excluyente, como profesor de varias asignaturas ganadas por concurso de méritos en la Facultad de Filosofía de la UNA con una asignación mensual de G 500.000, suma no solamente miserable y ofensiva, sino además un verdadero desprecio a su dignidad tras haber ejercido casi 20 años como contratado, encargado de cátedra y asistente.

 

Pero hay más: de los archivos del Ministerio de Educación y Culto, han desaparecido todos los documentos alusivos al ejercicio de las instituciones de enseñanza media. El amigo Resck ha enseñado en varios colegios por más de 50 años en 3 turnos del bachillerato. Esto fue desde la década de 1940 hasta 1981, año en que lo expulsaron del país luego de las consabidas torturas sufridas durante el régimen dictatorial.

 

Me llama poderosamente la atención el hecho que el Ministerio de Hacienda haya dictado tal resolución que inhabilita al Prof. Resck para seguir en contacto con sus queridos alumnos, quienes lo respetan y reverencian por sus sólidos conocimientos y como paladín, luchador incasable, de los DD.HH. del Paraguay y del mundo, habiendo recibido condecoraciones de varias naciones. Y me confesó: “me quitan lo que más amo, mi aula y mis alumnos”.

 

No se puede esgrimir la edad de una personalidad como la del amigo, para separarlo de cargos a los cuales ha entregado su vida. Los gobiernos de turno, si hubieran contratado a personas de la “tercera juventud” (pues hay jóvenes que sí son ya viejos) cargados de riquísimas experiencias, estoy seguro que hubieran sacado buenos réditos para beneficio de los habitantes de este país. En sociedades más civilizadas los “viejos” son guardados celosamente y respetados por su sabiduría, y permanentemente consultados por la experiencia de vida que atesoran. Ellos sí, deberían ser consejeros de tantos entes autárquicos en cuyos Consejos pululan mediocres con sueldos equivalentes a poseedores de títulos de “master”.

 

Prof. Luis Alfonso Resck, quien dedicó su vida a defender a todos aquellos indefensos que nunca pudieron hacerlo por sí mismos, quien hizo valer su resonante voz para protestar y exigir respeto hacia los más humildes o de cualquier otra persona con quien se haya cometido una flagrante injusticia, a este Resck, hoy el país le niega una vida jubilada decente, poniendo una vez más en evidencia lo desagradecidos que son los gobiernos con sus hijos ilustres, de reales quilates. ¡Qué vergüenza! Y todavía se atreven a hablar de humanismo.

Aníbal Fadlala.

 

Asunción, 08 de Diciembre de 2008.

 

Publicado en el diario Ultima Hora el día 11 de Diciembre de 2008.

 

 

 

 

 

 

PORTADA

 

 

 

 

©2008 Revista Arsenio Erico