Revista Arsenio Erico

Asociacion Paraguaya de Futbol de New York

Cotizacion


Cotizacion cortesia de coinmill.com

Provided by
Forecast411.com

EL SUICIDIO DE UN CURA

 

Asunción, 16 de Enero de 2006.

 

Señor Director de ABC Color.

 

En la edición del día de ayer Domingo, he leído en la página 12, sobre el caso de suicidio del cura Cristino Chávez Martínez de la localidad de Acahay.

 

El prestigioso autor español Pepe Rodríguez, licenciado en Ciencias de la Comunicación y especializado en periodismo de investigación, ha escrito varios libros, entre los cuales encontramos “La Vida Sexual del Clero”, refiriéndose a los católicos. En él denuncia con dolorosa sinceridad, los numerosos casos de curas, obispos y hasta cardenales, que han llevado una vida dispendiosa, manteniendo a mujeres y hasta a familias, a espaldas de sus votos de castidad. Curas que han tenido uno o varios hijos, abandonándolos a su suerte por miedo a la jerarquía, o porque la misma jerarquía, una vez en conocimiento del hecho, los traslada a otras ciudades y aún a otros países, pues ésta inflexiblemente impone silencio.

 

Me pregunto, Señor Director, ¿cuál es el motivo que impide al Vaticano reconocer el mandato de la Naturaleza, negando a los curas el derecho de casarse y formar hogar y familia? Y se me ocurre una sola respuesta: si un cura se casase, ¿cuánto de su tiempo y esfuerzo destinaría a su familia criando los hijos? Comparativamente, conservando el celibato, dedica el cien por cien de su tiempo a la Institución eclesial y sin goce de sueldo. De la otra manera sería muy costoso financiar la formación de un hogar. Entonces surge otra interrogante: ¿Cuándo se humanizará esta coercitiva situación que va de contramano con la esencia misma del ser? Si se efectuara el cambio en la sede vaticana, tendremos curas-hombres satisfechos y felices, prestos a invertir parte de su amor y entusiasmo en una renovada iglesia acorde con los tiempos que vivimos.

 

Aníbal Fadlala

C. I. P. 61.057  

Señor Jorge Arévalos Ayala:  

Deseo felicitarle por su carta publicada hoy, 13 de Abril 2009, en la página 17 de ABC Color “Los Lectores Opinan”, por sus acertados razonamientos en bien de la vida. Cualquier hijo es un regalo de Dios, más allá de todos los pruritos sociales y como tal debe ser respetado. Además “con la verdad no temo ni ofendo”. Su escrito enseguida me recordó a la carta que le escribiera al mismo diario, y que nunca la publicó. La hipocresía frena las acciones positivas hacia el progreso.

 

Muchas Gracias. Atentos Saludos.

Aníbal Fadlala

 

 

 

 

 

 

 

PORTADA

 

 

 

 

©2008 Revista Arsenio Erico