Revista Arsenio Erico

Centro Paraguayo de New York

La tendencia de sufrir, convenientemente, una “Muerte Cerebral” autocontrolada.

Cuando hacerse del sordo, del ciego y del sordomudo...cuidando el “Pellejo”, es mucho más conveniente que cuestionar, protestar...y decir verdades.

Sin dudas...el mejor desempeño realizado por Luís Ferreira en comparación con la administración que lo antecedió al frente del CPNY...opacó todas las criticas, las dudas y cualquier cuestionamiento que se podía haber originado en torno a lo que fue, sus años como presidente del CP.

Por un lado fue lamentable y triste...y nos causa una tremenda desazón y confusión, que en un salón colmado de arquitectos, abogados, catedráticos y profesores...como lo son algunos y se mandan llamar otros...se haya tenido que aceptar un pobre y vergonzoso balance económico, sin que haya habido siquiera, una sola pregunta de entre casi cerca de 200 asociados que acudieron a votar en el día de la magna asamblea del CPNY.No estamos buscando culpables ni estamos acusando a nadie.

Pero es inconcebible desde todo punto de vista, que en dos años de agitada gestiones...y decimos agitadas...en cuanto a las múltiples actividades del Centro Paraguayo, que radicó en un gran festival, en el mes de Mayo, tanto del 2006 como del 2007...y otras grandes fiestas como la cena aniversario del CP, fiestas clausuras, fiestas de San Juan, actividades varias, exhibición de películas en beneficio de la escuela Paraguaya...y 192 días entre Sábados y Domingos, en donde se rentó el local del CP, para fiestas infantiles, fiestas privadas de cumpleaños y fiestas recaudatorias a asociaciones de compatriotas residentes, oriundos de varias ciudades y pueblos de nuestro país...se haya tenido que entregar un balance así.

Esto...sin contar la renta del salón, en días de semanas y por supuesto que todavía no estamos hablando de los 96 días de “Viernes Sociales”, donde abarrotados socios se congregaban a cenar, tomar cerveza o vinos...y a pasarla bien comprando en la cantina del CPNY.

Admiramos la labor de las personas que cocinaban y daban su tiempo y su sacrificio en aras de nuestra comunidad paraguaya residente en New York.

Pero nuestra cuestión no pasa por ahí...ni es nuestra intención meter el dedo en ninguna llaga, mucho menos ofender a nadie ni por mala gente, por amargados o por problemáticos como algunos de nuestros compatriotas nos endilgan por el solo hecho de pedir cuentas claras y honestidad al 100% cuando se trata de la administración de bienes públicos que a todos los socios del CPNY..nos pertenece y nos apetece.

Es obligación de parte de cualquier administración, hacer entrega de un balance resumido, detalle por detalle...y al menos de fotocopias de los documentos de todos los meses del banco donde esta depositada la plata del CPNY.

Es lo mínimo!! No tiene nada de malo exigir esto!!No tiene nada de problemático preguntar por nuestro dinero. Por el dinero de todos los socios.

No por el solo hecho de que como socio tengamos que preguntar y exigir cuentas claras, y que el tesorero del CP, nos tenga que contestar “Déjate de joder la bola” o “No vengas acá con esas pelotudeces”, con una prepotencia inusitada y al más puro estilo “Mbarete”.

Por lo visto este señor no sabe de sus funciones o se le subió los humos en la cabeza y piensa que tiene que hacer lo que a el se le da la gana.

Y no es así!! El esta haciendo un trabajo comunitario y esta manejando dinero del publico...de los socios y de los colaboradores del CPNY.

Su obligación es contestar todas las preguntas y rendir cuentas claras a la comunidad entera.Esto no es acusación...simplemente exigencia de lo que debe ser un manejo claro delos bienes de la comunidad paraguaya.

No por eso debemos faltar el respeto a quienes preguntan por un balance mas detallado como lo habíamos hecho.

No estamos siendo nuevamente nosotros los problemáticos, como muchas veces nos tildaron, especialmente cuando pusimos la mano en el fuego por todos estos compatriotas que ahora resultaron ganadores de la elección del CP.Levantamos nuestra voz de protesta y descontento cuando ni siquiera les fue contestada una carta que había enviado el PLRA, al CPNY, exigiendo una explicación por todo el atropello que había sufrido una Senadora Nacional de nuestra Republica y que era del PLRA.

Irónicamente esta Senadora del PLRA, que prácticamente fue expulsada del CP, aparece como una visitante ilustre del CP, en la memoria del presidente saliente.

Posiblemente para apaciguar ánimos liberales!!Y parece que lo logró!! Por que estos...habían dicho y murmurado de todo contra la administración de Luís Ferreira, acerca de  recibos, rentas de local y otras cosas...pero durante la asamblea no dijeron ni “Mu” ni “Pio”, del balance pobre y vergonzoso presentado por el tesorero del CPNY.

Tal ves se preocuparon más de ganar la asamblea o vaya uno a saber que cosas hubo, para que se quedaran callados.Es muy probable que la gente nos vuelva a señalar como problemáticos...pero este es nuestro deber, y nos sentimos avergonzados que no sea el deber de la gran mayoría de los socios que acudieron a votar durante la asamblea del CPNY.

Nos sentimos violados ante tanta pobreza administrativa.Es un irrespeto para todos los socios, que se haya presentado un balance de solamente una hoja y con algunas explicaciones inentendibles y muy dudosas, que no describían claramente ni siquiera en esa pobre “Una hoja” lo que trataban de demostrar.

Lo que nos entristece aún más...es que nadie haya reclamado nada.Por lo visto el CPNY...desde su creación nunca tuvo un año tan magnifico como lo tuvo con Luís Ferreira, que en el momento de la despedida nadie se animo a cuestionar nada ni preguntar nada, por más que haya habido y estado presente, un cierto dejo de intelectualidad entre los numerosos asociados del CPNY, que acudieron a votar.

Las asambleas son realizadas para pedir cuentas...no para aplaudir y hacer vítores a los servidores de la comunidad.Los paraguayos estamos tan acostumbrados a ser rastreros y cepilleros...que la sola mención de un nombre, ya sea presidente o jugador de fútbol, por parte del  “Hurrero” o el “Locutor” de turno...ya hacemos tres hurras y vivas, en un enfermizo acto de personalismo extremo, en ves de analizar y cuestionar lo que ha sido la administración de los directivos.

No decimos que en un caso de brillantez e impecabilidad administrativa, no pueda ocurrir con espontaneidad esa demostración de reconocimiento de parte del publico.

Pero el balance presentado en forma totalmente irregular y de manera vergonzosa...no llenaba el requisito necesario para que posteriormente a su presentación...sea aplaudido por toda la asamblea.

De mis años de dirigente deportivo, político y como hombre de prensa...nunca he visto un balance mas pobre que el presentado por esta administración.Duele tanta parsimonia...tanta apatía, tanta inconciencia y tanta intrínseca complicidad de todos nosotros.

Nuestro país esta así mismo. Nuestra actitud en el reflejo más fiel de lo que fuimos en nuestro país, de lo que somos en New York...y de lo que vamos a ser en el futuro como individuos insertos dentro de esta nueva comunidad al cual forzosamente pertenecemos, por haber buscado nuevos horizontes fuera de nuestras fronteras.

Debemos exigir claridez en todos los manejos y que no ocurra en nuestra comunidad...lo mismo de lo que ocurre en nuestro país y que es la causante del éxodo masivo de nuestros compatriotas como consecuencia de la impunidad y los malos manejos que empobrecieron al país.

En este caso...como lo veníamos diciendo...nosotros nos estamos cuestionando la honestidad del señor Selso Britez, de larga e impecable trayectoria como dirigente del CPNY.

Lo que no le perdonamos...es la pésima y escueta  presentación del balance general del CPNY, de dos años de intensísimas actividades recaudatorias y económicas.

Los que debían haber preguntado...no preguntaron nada, por que estaban insertos en una feroz lucha eleccionaria y el deseo y las ansias de ganar  y figurar como miembros del CPNY...les obnubiló la mente y aplasto en ellos el deber del  ciudadano de bien, que debían de haber tomado como postura, ante un hecho tan lamentable y pobre...como lo fue el balance del 2007.

Debemos de recordar...que el balance del año 2006, nunca se presentó. La asamblea del mes de Diciembre del 2006, transcurrió sin que esta administración, ni siquiera se hayan dignado de presentar el balance.

Y en esta asamblea esperábamos que cumplan ese requisito de presentar los dos balance pertenecientes al 2006 y 2007, pero únicamente fue presentado el de este año, de la manera en que lo estamos describiendo en este articulo.

Hubieron muchísimas irregularidades. Hubieron muchísimas acusaciones de unos a otros candidatos. Se decía que se asociaban gentes y que nunca se daban recibos, que no se trabajaba en forma y que todo se hacia a la “bartola”.

Hasta del propio presidente Luís Ferreira hicieron circular muchas versiones acerca del manejo de los bienes del CPNY.Por esta misma razón...el balance presentado debía haber sido mucho más detallado y explicativo.Para hacer callar a la gente incrédula y cizañera. De cuentas claras nadie se queja!! Así debió ser...pero no lo fue.Luís Ferreira debió exigir a su tesorería, a presentar un balance detallado a cada uno de los socios en la asamblea.Incluso en el día de la asamblea se descubrió que los carnet que solo debían tener los socios al día...los tenían muchas personas que ni siquiera pagaron sus cuotas como tales y ni siquiera estaban empadronados dentro de la lista de socios.

Unos de ellos debido a un problema que había surgido en las votaciones...nos dijo que pago solamente por el carnet y le hicieron o fabricaron uno...con fotografía incluido.Es así como se debía manejar la expedición de dichos documentos, que solo estaban reservados para los socios del CP?Muchas irregularidades salto a luz como el caso del mismo Silvio Frutos, que pago su cuota de socio pero nunca apareció ningún recibo hasta después de mucho tiempo, y ni siquiera lo incluyeron en la lista de socios.Y la plata que dio el señor Silvio Frutos? Quien lo guardó?Tenemos un testimonio de una persona muy conocida en nuestra comunidad que nos dijo lo siguiente: “Yo renté el local del CPNY pero no me dieron ningún recibo”.Uno lo analiza y piensa...si no se le dio recibo a esta persona...tampoco se le dio a todos los demás asociados que alquilaron el local del CPNY?Si no existen recibos que puedan servir de pruebas...como se puede llevar una contaduría de los ingresos y de los egresos de una institución?Existen demasiados baches que bien podrían haber valido aunque sea una explicación mas detallada a la hora de presentar el balance.

Lo insólito y lo preocupante...es que nadie dijo nada.Que podemos esperar de esta nueva administración?Si nadie exige nada y si nadie cuestiona nada...que va a ser del capital acumulado, existente en el CPNY?Si existe mala fe...mala administración, cuentas impagas, captación de socios sin expedir recibos, rentas de salones y grandes fiestas sin detalles de egresos ni ingresos pormenorizados...y para colmo todos nos hacemos los boludos y aplaudimos un costoso, llamativo y tal ves carisima “Memoria”, hecha por la plata de los asociados, que según el tesorero...se hizo sin permiso de la comisión directiva.Esta memoria, que más bien sirvió para propaganda del presidente saliente y donde en una escueta hoja exhibió lo que debió ser el más importante de los logros de cualquier administración que se advenga al frente del CPNY...y que es el balance...creo sinceramente que podemos esperar cualquier cosa...sin que nadie...como siempre...diga nada.

De seguro...recibiremos cartas de felicitaciones por email o llamadas telefónicas de personas que nos alabaran por decir verdades y por que es el único medio que se anima a contar como son realmente las cosas. De seguro...pero todas esas personas que probablemente nos llamaran como casi siempre ocurre...lamentablemente no movieron ni las cejas, cuando debían haberlo hecho, por el simple motivo de cuidar su pellejo dentro de nuestra sociedad.

Pero...que sociedad estamos construyendo si callamos nuestras verdades y omitimos lo malo y hacemos vista gorda de lo que no esta bien...convirtiéndonos poco a poco...en callados e involuntarios cómplices de los malos manejos. Es esa la sociedad que queremos? No estamos diciendo que alguien este robando dinero. Simplemente queremos exigir que se hagan las cosas en formas y desde  nuestra redacción rechazamos de forma categórica el balance de dos años, presentados por esta administración en una sola hoja y en cuatro a cinco renglones...nada más. Es justo que solo Arsenio Erico denuncie estas irregularidades...y que todos mis compatriotas, con mucho mayor interés en el CP,  se queden de brazos cruzados?

©2008 Revista Arsenio Erico